Bonsái Arce palmatum

Fichas de plantas

Nombre científico: Acer palmatum

Nombre común: Arce japonés, Arce Palmado

Familia: Aceraceae.

Origen: Japón, China, Corea

Descripción

Arboles caducifolios muy apreciados por la coloración de sus hojas en forma de palma, que varían según las especies y la estación, desde rojo sangre hasta un verde intenso. En la naturaleza alcanzan más de 10 m de altura, aunque normalmente se encuentran a la sombra de árboles más grandes. Poseen un crecimiento rápido y vigoroso, y tienen capacidad de fusionar partes del árbol como los Ficus, aunque con la peculiaridad de ver dejar visibles los labios de la fusión.

Lo delicado y refinado de su follaje, así como su estilizado tronco con facilidad para desarrollar un buen nebari y conicidad, hacen de estos uno de los bonsáis más hermosos.

Ubicación

En el exterior durante todo el año, aunque en semisombra y resguardado del viento sino sus hojas se quemarían por las puntas muy rápido. Muy sensible al cambio de ubicación, luego de encontrarle su sitio ideal, no moverlo o al menos no frecuentemente.

Temperaturas y humedad

Al adaptarse a crecer a la sombra de grandes árboles soporta altas temperaturas sin sol directo, así como temperaturas por debajo de -10 grados (aunque debería protegerse si estas son prolongadas)

 

Sustrato

Aunque no es muy exigente con el suelo, sí agradece uno ligeramente ácido.  Sustrato que retenga humedad pero que no encharque.

Riego

Riego abundante con agua de calidad en cuanto la superficie del sustrato se seque, y hasta que salga el agua abundantemente por los agujeros de drenaje. Si el agua de riego contiene mucha cal, sufre de clorosis y decaimiento general. Cuando no se hidrata correctamente la punta de sus hojas comienzan a marchitarse.

Estilos

Recto formal e informal, bosque, enraizado en piedra y multitronco.

Abonado

Desde primavera hasta otoño haciendo una pausa en el mes de más calor (agosto-septiembre). Usar abono equilibrado y no muy alto en nitrógeno, sino los entrenudos se harán muy largos y la explosión de follaje será difícil de controlar.

Alambrado

Se puede alambrar durante todo el año, aunque en invierno con el árbol desnudo de hojas se puede visualizar mejor la ramificación y el alambrado entonces es más cómodo. A medida que sus ramas envejecen se hacen más duras. Proteger la corteza siempre que se use alguna de las técnicas de posicionamiento de ramas. El uso de tensores es muy común. Del alambrado posicionar la rama suavemente y en varios movimientos lentos, es muy fácil que se rompa o se dañe la corteza.

Debido al rápido crecimiento las ramas mantendrán la posición luego de un mes y no más de 2 meses; mantener una vigilancia constante para que el alambre no se clave en la corteza.

Poda

Poda de diseño a finales de invierno o principio de primavera, si se hacen juntamente con el trasplante se favorece la recuperación. Sellar los cortes y heridas con pasta cicatrizante. Los arces cicatrizan lentamente, así que hay que evitar intervenciones innecesarias. Pinzar según se necesite en arboles jóvenes, cortando 2-3 hojas cada vez para compactar el follaje y mantener el diseño. Dejar siempre la yema en la dirección en la ramificación se necesite. Se puede defoliar a finales de primavera para favorecer brotación trasera y disminuir el tamaño de la hoja. Hacer defoliación solo si el árbol está sano.

Los arces siempre brotan por yemas en los nudos a lo largo del tronco y ramas. Es importante no dejar el tronco o ramas sin yemas latentes de lo contrario no podríamos despertar brotaciones las partes que lo necesitemos. De ahí la importancia de suministrar el nitrógeno justo para no hacer los entrenudos largos.

Trasplante

Trasplantar al principio de la primavera, luego de 1 o 2 años en ejemplares jóvenes, debido a su rápido crecimiento, o cuando las raíces salgan por los agujeros de drenaje. Sanear raíces podridas y muy grandes. Se puede retirar toda la tierra vieja y peinar las raíces. No hacer grandes intervenciones en el sistema radicular. Sellar los cortes grandes en las raíces con pasta cicatrizante.

Multiplicación

Por semillas (necesitan estratificación), acodo y en menor medida esqueje o injerto.

Plagas y enfermedades

Pulgón, cochinilla lapa, araña roja y hongos suelen atacarlo, aunque normalmente resiste bien las plagas.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar