Origen e Historia

De la historia del arte del bonsái, a pesar de haber referencias de ellos hasta 2000 años atrás, no hay definido un momento exacto de su creación. Se supone que empezaron con la necesidad del transporte de árboles y plantas medicinales de lugares remotos. Imperios tales como el egipcio, mongol o chino pudieron fomentar la técnica de mantener vivos, y no muy crecidos, arboles y plantas para que su trasporte fuera mas "llevadero" a lo largo de los no tan regulares caminos de aquellos tiempos, para usarse como regalos o simplemente usarlos como farmacia primitiva en guerras en general.

Aunque la palabra BONSAI (Bon=Bandeja, Sai=Cultivar) es de origen japones y la de mas uso en nuestros días, debido a popularidad que este arte ha obtenido de los maestros japoneses, los primeros bonsais documentados son de origen chino.

¿Que es un bonsái?

La palabra bonsái viene del japonés y significa literalmente Árbol en maceta(plantado en maceta), eso no significa que técnicamente cada árbol en una maceta es un bonsái. Para requerir este nombre los japoneses van mucho más allá de su significado literal, y lo hacen agrupando bajo la palabra bonsái: al árbol que mediante técnicas específicas de pinzado, alambrado y cultivo han logrado miniaturizar a la vez que mantiene su belleza natural convirtiéndose así el bonsái, en una vía para alcanzar la paz interior y estar en armonía con la naturaleza.

Los bonsái no son arboles naturalmente o genéricamente enanos, no hay semillas de bonsái. Por regla general cualquier árbol o arbusto se puede usar para reducir su tronco, follaje y figura para hacer un bonsái con el. Para lograr la miniaturización se necesita algunos conocimientos de algunas técnicas de este arte y una enorme paciencia y dedicación.

El bonsái en China

Las primeras menciones se encuentran cerca del 600-700 AC en china. La religión taoísta estaba en su apogeo, así como su medicina. los Pun-Sai/Pun-Ching (con y sin paisaje) como le llamaban los chinos, eran paisajes en miniaturas, con árboles recolectados de la naturaleza, así como piedras y musgo, plantados en macetas o bandejas de muy baja altura (en cuya fabricación los chinos ya eran especialistas). Los taoístas entendían que los arboles era el principal vinculo entre lo humano y divino. Se recolectaban arboles peculiares, retorciéndose en sí mismos, con formas mágicas, de dragón, de meditación, con formas desesperadas, etc. Era importante para estos monjes tener una conexión constante con la naturaleza y lo lograban de esta manera.

Leer mas...

El bonsái en Japón

Es posible que Japón entrara en contacto con el penjing por primera vez en el siglo VI. Diplomáticos japoneses y estudiantes budistas que visitaron China durante este período trajeron árboles y otros artefactos. Entre 592 y 628, los diplomáticos chinos donaron varios árboles de penjing y piedras de gongshi a la emperatriz japonesa Suiko. Estos objetos fueron admirados por la corte imperial. 

Desde 645, las reformas de Taika llevaron a una mayor influencia china en Japón. El interés en los paisajes en miniatura también creció. Quedan de este período documentos, pinturas y artefactos que muestran un gran aprecio por esta forma de arte. Un ejemplo es un paisaje en miniatura del período Tenpyo (729-749). Consiste en una bandeja de madera poco profunda con montañas talladas, una ribera de arena y árboles de plata.

Leer mas...

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar